Reproduccion del Alacrán.

20120304195319-escorpion-1-.jpg

Para el apareamiento, el alacrán macho busca a una hembra; cuando la encuentra, utiliza sus pedipalpos (tenazas) y queliceros para tomarla por sus respectivas partes; luego el macho comienza a empujarla, caminando hacia adelante y atrás. Durante éste proceso, los machos de algunas especies excitar a la hembra picándole ligeramente las articulaciones de los pedipalpos o tocandole el área genital y los peines. El saquito repleto de esperma estará provisto de un cemento especial, gracias al cual queda pegado firmemente al suelo, en determinado ángulo; posee además una especie de palanca, que funcionará en el momento indicado.

Una vez depositado el saquito, el macho jalará a la hembra hacia el sitio donde se encuentra el espermatóforo y la colocará sobre éste. Al sentir la hembra, por medio de sus peines, la presencia del espermatóforo, bajará el cuerpo, abriendo su opérculo genital; con esta presión se soltará la palanca del saquito y el esperma saldrá disparado hacia la abertura genital de la hembra. La fecundación, sin embargo, no ocurre en éste instante, sino que puede tardar días o incluso meses.Algunas especies de alacranes son vivíparas, es decir, dan nacimiento a pequeños escorpiones completamente formados; en este caso, los embriones han sido alimentados por la madre a través de una especie de cordón umbilical. Otros alacranes son ovovivíparos, o sea, que los embriones se han alimentado dentro del huevo, con el vitelo de éste; cuando los huevos son puestos, llevan dentro a seres casi completamente formados, que eclosionan poco después de la oviposición. Cuando nacen, los pequeños alacranes tienen ya, en general, el mismo aspecto de los adultos y no sufren una metamorfosis durante su desarrollo; por eso, a todos los estados juveniles se les designa como ninfas, que todavía no tendrán diferenciado su aparato reproductor. La cría recién nacida se sube al dorso de la madre y, dependiendo de la especie, permanecerá allí hasta después de la primera, segunda o tercera mudas; durante todo este tiempo, la madre comparte el alimento con ellos. Pasada esta etapa, los jóvenes alacranes abandonan a la madre para buscarse su propio alimento, que consiste de pequeños artrópodos o larvas y ninfas de insectos.

05/03/2012 13:47. Autor: Rocío barba fernández #. Biología-Geología 1º

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: FRANCISCA CARDENAS GUERRA

chido

Fecha: 28/03/2012 01:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.