Encefalitis

Publicado: 28/02/2014 21:25 por Autor: Irene Martínez Cánovas en Biología-Geología 1º
20140228154906-art.biog.jpg

La encefalitis puede estar causada por una infección bacteriana y, más frecuentemente, por infecciones virales. Anualmente se informan varios miles de casos de encefalitis, pero realmente pueden producirse muchos más ya que los síntomas pueden ser leves a no existentes en la mayoría de los pacientes.

Existen dos tipos de encefalitis:

La encefalitis primaria (también llamada encefalitis viral aguda) está causada por una infección viral directa de la médula espinal y el cerebro. La infección puede ser focal (localizada solamente en un área) o difusa (localizada en muchas áreas diferentes).

La  encefalitis secundaria, también llamada encefalitis post-infecciosa, puede deberse a complicaciones de una infección viral actual. La  encefalitis secundaria debida a una inmunización o infección viral anterior se conoce como encefalitis diseminada aguda. Esta enfermedad a menudo se produce 2 a 3 semanas después de la infección inicial.

La encefalitis por herpes simple (HSE) es responsable de alrededor del 10 por ciento de todos los casos de encefalitis, con una frecuencia de alrededor de 2 casos por millón de personas por año. Más de la mitad de los casos no tratados es mortal. Alrededor del 30 por ciento de los casos es consecuencia de la infección inicial con el virus del herpes simple; la mayoría de los casos está causada por la reactivación de una infección anterior.

La encefalitis de Powassan es el único arbovirus transportado por una garrapata bien documentado en los Estados Unidos y Canadá. Los síntomas se notan 7 a 10 días después de la picadura y pueden ser dolor de cabeza, fiebre, náuseas, confusión, parálisis parcial y coma. Se produce daño neurológico permanente en cerca de la mitad de los casos y muerte en alrededor del 10 a 15 por ciento de los casos.

En los Estados Unidos se encuentran cuatro formas comunes de encefalitis viral transmitida por mosquitos:

  • La encefalitis equina afecta a caballos y humanos. La encefalitis equina oriental también afecta a pájaros que viven en pantanos de agua dulce en la costa este de los EE.UU. y junto a la Costa del Golfo. En los humanos, los síntomas se ven 4 a 10 días después de la transmisión y comprenden fiebre, dolores musculares del tipo de la gripe general y dolor de cabeza de intensidad creciente, seguido de coma y muerte en los casos graves. Alrededor de la mitad de los pacientes infectados muere del trastorno. Anualmente se ven menos de 10 casos en humanos en los Estados Unidos. La encefalitis equina occidental se ve en áreas agrícolas en los estados de llanuras occidentales y centrales. Los síntomas comienzan 5 a 10 días después de la infección. Los niños, particularmente aquéllos menores de 12 meses, se afectan más gravemente que los adultos y pueden tener daño neurológico permanente. Se produce la muerte en cerca del 3 por ciento de los casos. La encefalitis equina venezolana es muy rara en este país. Los niños tienen un riesgo mayor de tener complicaciones graves, mientras que los adultos generalmente tienen síntomas parecidos a la gripe. La epidemia en América del Sur y Central ha matado a miles de personas y ha dejado a otras con daño neurológico permanente y grave.
  • La encefalitis de LaCrosse se produce más a menudo en los estados del medio oeste superior pero también se ha informado en las regiones medio atlánticas y del sudeste del país. La mayoría de los casos se ve en los niños menores de 16 años. Los síntomas como vómitos, dolor de cabeza, fiebre, y letargo aparecen 5 a 10 días después de la infección. Las complicaciones graves comprenden convulsiones, coma y daño neurológico permanente. Anualmente se informan cerca de 100 casos de encefalitis de LaCrosse.
  • La encefalitis de San Luis es más prevalente en las regiones templadas de los Estados Unidos pero puede producirse en cualquier parte del país. La enfermedad generalmente es más leve en los niños que en los adultos, encontrándose los ancianos a mayor riesgo de enfermedad grave y muerte. Los síntomas aparecen típicamente 7 a 10 días después de una infección y comprenden dolor de cabeza y fiebre. En los casos más graves, puede producirse confusión y desorientación, temblores, convulsiones (especialmente en los muy jóvenes) y coma.
  • La encefalitis del Nilo Occidental se diagnosticó clínicamente por primera vez  en los Estados Unidos en 1999; se sabe que 284 personas murieron a causa del virus el año siguiente. Hubo 9,862 casos informados de enfermedad del Nilo occidental en humanos en el año civil 2003, con un total de 560 muertes por este trastorno en 5 años. La enfermedad generalmente se transmite por la picadura de un mosquito infectado, pero también puede producirse luego del transplante de un órgano infectado o de transfusiones de sangre o productos sanguíneos infectados. Los síntomas son parecidos a la gripe y comprenden fiebre, dolor de cabeza y dolor articular. Algunos pacientes pueden tener una erupción cutánea y ganglios linfáticos inflamados, mientras que otros pueden no tener síntomas. Los ancianos y los adultos con sistemas inmunitarios debilitados corren mayor riesgo.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Los pacientes con encefalitis a menudo muestran síntomas parecidos a la gripe. En los casos más graves, los pacientes pueden tener problemas con el habla y la audición, visión doble, alucinaciones, cambios en la personalidad, pérdida de la conciencia, pérdida de la sensación en algunas partes del cuerpo, debilidad muscular, parálisis parcial en los brazos y las piernas, demencia grave súbita, deterioro del juicio, convulsiones, y pérdida de la memoria.

Los signos importantes de encefalitis a observar en un bebé son vómitos, rigidez corporal, llanto constante que puede empeorar al levantar al bebé, y una fontanela tensa o saliente (el punto blando en la parte superior de la cabeza).

¿Cómo se diagnostica y se trata?

Para diagnosticar una encefalitis, los médicos pueden solicitar un análisis de sangre, así como una punción lumbar para analizar una muestra de líquido cefalorraquídeo, que es el fluido que rodea al cerebro y la medula espinal

El tratamiento de la encefalitis depende del virus u otro germen que lo haya provocado. Las personas con formas leves de encefalitis se pueden recuperar en casa siempre y cuando estén bajo la atenta supervisión de un padre u otro adulto. La mayoría de casos de encefalitis siguen su curso y se resuelven solos sin necesidad de tratamiento especial.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.