El proceso de hominización en la Península Iberica

Publicado: 04/06/2014 17:45 por Autor: fatima zahra aissaoui en Biología-Geología 1º
20140604174500-20140603124124-evolucao.jpg

Los primeros restos humanos en la Península Ibérica se remontan a hace más de 800000 años
Los restos humanos más antiguos se han encontrado en la Sima de los Huesos (1974) y en la Gran Dolina (1996) de la sierra de Atapuerca en Burgos. 
Los 86 restos fósiles humanos hallados e Gran Dolina pertenecen a cráneos y mandíbulas de seis individuos (cuatro niños y dos adultos) que vivieron hace unos 800000 años y cuyas características antropomórficas parecen diferenciarlos de otros fósiles encontrados hasta la fecha en Europa, estos individuos eran altos, fuertes y con una capacidad craneal de alrededor de 1000cm3 ,formaban grupos de cazadores-depredadores, por lo que se considera que pertenecen a una nueva especie del género Homo a la que se le ha dado el nombre de Homo antecessor (“hombre pionero” o “el que antecede a los demás”).
También en la Sima de los Huesos se han hallado abundantes fósiles humanos (13 000 restos de esqueletos) que se consideran pertenecientes al denominado Homo heidelbergensis. Esta especie sirvió probablemente de transición entre el Homo Antecessor y el Homo Neandertalensis.
Según el equipo de investigaciones de Atapuerca, estos primeros humanos llegaron a la Península procedentes de África. Se supone que su desplazamiento hacia Europa pudo deberse al seguimiento de las manadas de animales de las que dependía su alimentación.

Las dos últimas especies del género Homo que aparecieron en el territorio peninsular fueron el , con una antigüedad de unos 95000 años y el Homo Sapiens hace unos 35000 años. 
El Homo Neandertalensis se extinguió y no influyó en la posterior evolución hacia el Homo Sapiens. Este último ya era un ser humano con rasgos físicos semejantes a los actuales y era capaz de crear instrumentos de cierta complejidad y de expresar sus creencias mediante rituales funerarios y pinturas en los abrigos de piedra o en el interior de las cavernas.

Su presencia en la Península ibérica data de hace unos 40 000 años, según las últimas investigaciones esta especie llegaría de África, tendría una organización social más compleja, una industria lítica más especializada, y practicaría el arte mobilar y parietal del que existen varias muestras en la península; con él finalizaría el proceso de hominización.

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comAutor: hghhh

que bonito

Fecha: 10/07/2014 00:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.