El extraño fósil de un nuevo organismo que no se parece a ningún otro animal vivo.

Publicado: 09/06/2014 12:20 por Autor: Manuel Gómez Moratilla en Fósiles
20140609122048-20140609112222-plexus-ricei-644x444.jpg

Científicos de la Universidad de California han hallado el fósil de un organismo recientemente descubierto que pertenece a ’Ediacara Biota’. Según han apuntado los autores del trabajo, no se parece a ningún ser que esté vivo hoy en día. Una nueva especie fósil descubierta: pariente lejano de los mamíferos.

Nombrado ’Ricei Plexus’, se asemejaba a un tubo curvado y residía en el fondo marino. Estos individuos variaron en tamaño de 5 a 80 centímetros de largo y de 5 a 20 milímetros de ancho. Vivió hace unos 575 millones de años y desapareció hace 540 millones de años, justo al mismo tiempo en que se producía la "explosión del Cámbrico", uno de los mayores acontecimientos biológicos de todos los tiempos y durante el que aparecieron todos los géneros de seres vivos que podemos ver en la actualidad.

"Plexus es diferente a cualquier otro fósil que conocemos desde el Precámbrico", ha señalado una de las autoras del hallazgo, Mary L. Droser, quien ha añadido que son su características únicas lo que lo hacen "desconcertante". Además, ha indicado que, durante el Ediacaran, no había vida en la tierra. Toda "estaba en los océanos".

Los fósiles de Ediacara nos dejan completamente perplejos -asegura por su parte Lucas V. Joel, autor principal del estudio-. No se parecen a ningún animal vivo de la actualidad, y sus formas de vida están aún muy poco comprendidas". Durante este largo periodo, la vida no había salido aún del mar. No había organismo alguno en tierra firme y todos los seres vivientes habitaban aún en los océanos.

En este sentido, ha señalado que había una completa falta de bioturbación en los océanos en ese momento, lo que significa que había pocos organismos marinos que combatían por los sedimentos marinos en busca de comida". "Fue comenzado el período Cámbrico cuando los organismos comenzaron a producir y mezclar el sedimento", ha apuntado.

Según los investigadores, la falta de bioturbadores durante el Ediacaran permitió que se formaran películas gruesas de algas fotosintéticas que se acumulaban en los fondos oceánicos, un ambiente que sería muy raro en la actualidad. Cuando un organismo moría, era sepultado y se formaba un molde de su cuerpo en el sedimento suprayacente", ha explicado la experta.




 

Paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y de la Universidad Complutense de Madrid han descrito fósiles de una nueva especie de tortuga que convivió con el dinosaurio más grande que habitó Europa, el Turiasaurus riodevensis.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2160696/0/teruel-fosil/nueva-especie-tortuga/turiasaurus/#xtor=AD-15&xts=467263
Paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y de la Universidad Complutense de Madrid han descrito fósiles de una nueva especie de tortuga que convivió con el dinosaurio más grande que habitó Europa, el Turiasaurus riodevensis.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2160696/0/teruel-fosil/nueva-especie-tortuga/turiasaurus/#xtor=AD-15&xts=467263
Paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y de la Universidad Complutense de Madrid han descrito fósiles de una nueva especie de tortuga que convivió con el dinosaurio más grande que habitó Europa, el Turiasaurus riodevensis. El ’Turiasaurus’ fue hallado en este mismo yacimiento de la provincia de Teruel El hallazgo mejora el conocimiento sobre la diversidad de tortugas que convivieron con los dinosaurios ibéricos, ayudando a entender cómo afectó la separación entre Norteamérica y Europa a este grupo de reptiles, según fuentes de la fundación turolense. La nueva especie de tortuga ha recibido el nombre de Riodevemys inumbragigas (la tortuga de Riodeva a la sombra del gigante), en alusión al dinosaurio hallado en este mismo yacimiento, Barrihonda-El Humero de Riodeva (Teruel), que es uno de los más grandes del mundo. Los paleontólogos encontraron de esta nueva especie de tortuga los restos parciales de un esqueleto, que incluye el caparazón desarticulado, el plastrón articulado y diferentes huesos de las cintura pélvica y escapular, y que han servido para definir un nuevo taxón. El hallazgo de esta nueva tortuga de agua dulce y de unos 35 centímetros de longitud, destacan las mismas fuentes, permite completar el paisaje ecológico de esta parte de la Península Ibérica durante el Jurásico Superior (hace unos 145 millones de años de antigüedad). Riodevemys forma parte de un grupo de tortugas extintas (Pleurosternidae), conocidas entre hace unos 155 y 140 millones de años. La nueva tortuga corresponde al primer pleurostérnido identificado en el registro español. Su estudio, y el análisis detallado de todas las tortugas pertenecientes a este grupo hasta ahora conocidas, han permitido reconocer la presencia de un linaje europeo que evolucionó de manera diferente a los representantes norteamericanos tras la separación de ambos continentes. Las características de estos fósiles se han publicado en la revista científica Journal of Systematic Palaeontology. El estudio ha sido realizado por un equipo de paleontólogos de la Universidad Complutense de Madrid y de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis (Museo Aragonés de Paleontología), integrado por Adán Pérez-García, Rafael Royo-Torres y Alberto Cobos.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2160696/0/teruel-fosil/nueva-especie-tortuga/turiasaurus/#xtor=AD-15&xts=467263

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.