TRASPLANTE DE PIEL

Publicado: 10/11/2014 13:56 por Autor: Jose Javier Jara Morales en Biología-Geología 1º
20141109124903-biogeo2.jpg

Para realizar esta cirugía se necesita una anestesia general, por lo que no notará nada durante el trasplante. Se toma piel sana de la parte del cuerpo que se dona. En esta operación se toma piel de las dos capas cutáneas superiores del sitio donante (la epidermis) y de la capa por debajo de la epidermis (la dermis). El sitio donante puede ser cualquier área del cuerpo pero suele ser de zonas ocultas por la ropa. Las personas con una pérdida de tejido más profundo pueden necesitar un injerto de piel de grosor total. Esto requiere el grueso completo de la piel del sitio donante y no sólo las dos capas superiores. Un injerto de piel de grosor total es un procedimiento más complicado. El colgajo de piel del sitio donante abarca los músculos y el riego sanguíneo que se trasplantan al área del injerto. Los sitios donantes comunes para estos injertos incluyen la espalda o la pared abdominal.

Los injertos de piel se producen principalmente para: quemaduras, razones estéticas, diferentes úlceras, heridas muy grandes, cirugía para cáncer de piel, etc

Como en toda operación, en los trasplantes de piel también existen ciertos riesgos como una infección, sangrado, perdida de piel injertada, etc.

Despúes de la operación es importante el tiempo de recuperación que debe oscilar entre 2 y 3 semanas. Durante este periodo debe protegerse el trauma evitando golpearlo y estirarlo mucho. Los injertos totales necesitan un periodo de recuperación mas largo que en los parciales.

La mayoría de injertos de piel son efectivos, pero algunos no consiguen sanar bien. Los nuevos vasos sanguíneos comienzan a crecer a partir de las 36 horas.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.