El pez Luna

Publicado: 14/03/2016 10:41 por Autor: Magdalena Martínez Rubio en Biología-Geología 1º

INTRODUCCIÓN
El pez luna o Mola mola, de la familia Molidae. Es el pez óseo más pesado del mundo con una media de 1000 kg de peso, algunos alcanzan hasta los tres metros de longitud. Suele habitar en aguas tropicales y templadas.
Escaso de depredadores naturales. En verano y primavera migra a latitudes más altas para ir en busca de comida.

ADAPTACIONES
Debido a la carencia de una cola auténtica para propulsarse hacia adelante y al pequeño tamaño de sus aletas pectorales, el pez luna utiliza sus largas y delgadas aletas dorsal y anal para moverse, empujándose hacia adelante mediante el movimiento de estas aletas de un lado al otro.
La coloración suele ser más oscura en la parte dorsal, tendiendo hacia una tonalidad más clara en la parte ventral, lo que le sirve como una forma de camuflaje. También tiene la capacidad de cambiar la coloración de la piel de una tonalidad clara a una oscura, especialmente cuando es atacado. La piel, que contiene grandes cantidades de colágeno reticular, puede tener 7,6 cm de grosor en la región ventral, y está cubierta de dentículos y una capa de mucosidad en lugar de escamas.´
Su dieta consiste principalmente en varios tipos zooplancton gelatinoso como medusas, fragatas portuguesas, ctenóforos y salpas. Se han encontrado calamares, esponjas, trozos de ofiuras, varios tipos de Zostera, crustáceos, pequeños peces y larvas de anguila de las profundidades en los estómagos del pez luna, lo que indica que buscan su alimento tanto en la superficie, en los fondos marinos como en aguas profundas. Esta dieta es pobre en nutrientes, lo que le obliga a consumir grandes cantidades de alimento para mantener su tamaño. El pez luna puede escupir y sorber agua a través de su pequeña boca para desgarrar las presas de cuerpo blando.
El pez luna puede escupir y sorber agua a través de su pequeña boca para desgarrar las presas de cuerpo blando. Sus dientes están fusionados en una estructura similar a un pico, lo que les permite romper presas más duras, además, los dientes faríngeos situados en su garganta, deshacen el alimento en trozos más pequeños antes de pasarlo al estómago.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.