Quistes Aracnoides

Publicado: 28/02/2014 12:24 por Autor: GinésJiménezSevilla en Biología-Geología 1º
20140227191131-images-1-.jpg
  • ¿Qué son?

Los quistes aracnoideos (QA) son estructuras patológicas de caracterí­sticas benignas que podrí­amos definir como cavidades rellenas de lí­quido claro similar al lí­quido cefalorraquí­deo (LCR), contenido dentro de una membrana indistinguible histológicamente de la aracnoides sana.

Pueden clasificarse en dos grandes grupos:

a) Los Primarios o congénitos que son los considerados como los verdaderos Quistes Aracnoideos.

b) Los Secundarios, que pueden ocurrir como complicación de un traumatismo Craneoencefálico (TCE), una Hemorragia o un Proceso Infeccioso Intracraneal, o Intervenciones Quirúrgicas.

  • Origen

El origen de los Quistes Aracnoideos es Congénito, como resultado del desarrollo aberrante del tejido aracnoideo.

Los quistes aracnoideos se desarrollan cuando el líquido cefalorraquídeo, el líquido que rodea y nutre el cerebro y la médula espinal, llena de sacos que se desarrollan en la aracnoides, una de las capas de tejido que rodea el cerebro. A menudo, los quistes aracnoideos están presentes al nacer.

La mayoría de las personas con quistes aracnoideos desarrollan síntomas antes de los 20 años y especialmente durante el primer año de edad, pero algunos nunca presentan síntomas. Los hombres tienen cuatro veces más posibilidades de tener quistes aracnoideos que las mujeres.

  • Sintomas

Los síntomas típicos de un quiste aracnoideo alrededor del cerebro incluyen cefalea, náusea y vómito, convulsiones, alteraciones auditivas y visuales, vértigo y problemas con el equilibrio y la marcha. Los quistes aracnoideos alrededor de la médula espinal comprimen la médula o las raíces nerviosas y ocasionan síntomas como dolores progresivos en la espalda y las piernas u hormigueo o adormecimiento en las piernas o en los brazos.

  • Tratamiento

Se ha debatido mucho sobre la forma de tratar los quistes aracnoideos. La necesidad de tratamiento depende en gran medida de la ubicación y tamaño del quiste. Si el quiste es pequeño, no está perturbando el tejido vecino y no ocasiona síntomas, algunos médicos prefieren no tratarlo. En el pasado, se colocaban derivaciones en el quiste para drenar el líquido. Actualmente, con las técnicas de microneurocirugía y las herramientas endoscópicas que permiten realizar cirugías mínimamente invasivas, más y más médicos están optando por quirúrgicamente retirar las membranas del quiste o abrirlo para que el líquido pueda drenar dentro del líquido cefalorraquídeo y ser absorbido.

  • Pronóstico

Los quistes aracnoideos sin tratar pueden causar un grave daño neurológico permanente cuando su expansión progresiva o la hemorragia lesionan el cerebro o la médula espinal. 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.