Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2009.

Papá cocodrilo y sus curiosidades.

Publicado: 14/12/2009 13:16 por Autor: miguel angel serrano diaz en Biología-Geología 1º
20091221214316-20091212184202-20070418klpcnaecl-544-ies-sco.jpg

 

La reproducción de los cocodrilos es por huevos es decir el macho fecunda a la hembra y esta los expulsa por los huevos en un nido donde permanecen hasta que aprenden a sobrevivir solos. Pero hay una curiosidad muy importante en el macho de la pareja y es que realmente es el, el que se encarga de poder sacar adelante a las crías de cocodrilo y es que cuando nacen la madre se desocupa de ellos completamente y el peso cae sobre el macho que con su boca se encarga de llevarlos hasta el nido uno a uno, una vez allí este se queda cerca del nido protegiéndolos pero lo mas curioso es que algunas tortugas se apuntan al viaje porque el macho también las lleva al nido donde están seguras, este ejemplo también se da en ranas y avestruces

 

Etiquetas: , , ,

Los machos también dan a luz.

Publicado: 21/12/2009 21:38 por Autor: Fernando Plana García en Biología-Geología 1º
20091221214031-20091219165431-hipopress.jpg

Se reproducen desde la primavera hasta los meses de verano. En esta época, el macho y la hembra se entrelazan con la cola. Después de una danza nupcial, en esta posición, la hembra traspasa de su cloaca, con ayuda de una papila genital de unos 3mm de largo, sus huevos a la bolsa ventral de los machos, que está recubierta de suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado, como en células esponjosas. Puede encontrarse cierto paralelismo entre el tejido que rodea estos huevos y la placenta de los mamíferos. 

El recién nacido queda allí hasta que ha consumido toda la yema. 
El nacimiendo o eyección de los jóvenes parece ser agotador para el padre. Agarrándose firmemente con la cola sobre un soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que salen los jóvenes, con fracciones de sus tejidos internos. No parece cierto que sean los hijos los que producen la rotura de estos tejidos. 

Un macho de buen tamaño puede dar a luz a más de 400 jóvenes, que son la perfecta réplica del adulto. Los primeros días entraran y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior.

En otras especies de caballos marinos tiene lugar un apareamiento similar, aunque ambas partes no se sujetan por medio de la cola. Gracias a esta diferencia se evitan cruces entre ambas especies.



REPRODUCCIÓN DE LAS AVES.

Publicado: 21/12/2009 21:46 por Autor: Mari Carmen Carpe Cánovas en Biología-Geología 1º
20091221214648-20091220130445-frigat1.jpg

 Cuando las aves no están en la época reproductiva, los órganos reproductores o gónadas se achican; esto reduce su peso y facilita el vuelo. Los machos tienen un par de testículos. En las hembras de muchas aves funciona normalmente el ovario izquierdo y el derecho permanece atrofiado. Pero al inicio de la época reproductiva, los órganos sexuales aumentan de tamaño.

Algunas aves tienen estructuras similares al pene, como en tinamúes y ciertas aves acuáticas. Pero la mayoría de las aves no tienen órganos genitales externos; para aparearse, deben tener en contacto cloaca con cloaca. Normalmente el macho coloca su cola bajo la de la hembra, y ella adopta una posición receptiva.

La duración de la cópula puede ser muy variable; en algunas especies dura solo unos segundos y en otras dura hasta 25 minutos. Algunas aves, como las golondrinas, pueden copular mientras están en el aire.

En la hembra, los componentes nutritivos de la yema de huevo se fabrican en el hígado y se transportan al ovario por medio de la sangre. Ahí se reúne con el óvulo, producido en el ovario de la hembra. El óvulo junto con la yema maduran y bajan a lo argo de un tubo llamado oviducto en el cual puede ocurrir la fertilización (unión del óvulo con el espermatozoide).

Si se produce la fertilización, horas después se va formando el embrión. Cada sección del oviducto va añadiendo una parte ala yema a medida que ésta baja por él, de ésta manera se va formando un huevo.

El embrión (o el óvulo con la yema), al pasar por el magnum, recibe el añadido de la clara o el albumen que protege al embrión de golpes y gérmenes. Luego, baja al istmo, donde se forman unas membranas alrededor de la clara.

En el útero de la hembra se añade la cáscara. Finalmente, el huevo pasa a través de la vagina y sale por la cloaca.

Reproducción en los Caballitos de Mar

Publicado: 21/12/2009 21:52 por Autor: Edison José Enriquez Jumbo en Biología-Geología 1º
20091221215241-cab.jpg

Se reproducen desde la primavera hasta los meses de verano. En esta época, el macho y la hembra se entrelazan con la cola. Después de una danza nupcial, en esta posición, la hembra traspasa de su cloaca, sus huevos a la bolsa ventral (incubatriz) de los machos, que está recubierta de suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado, como en células esponjosas.

Un macho puede ser visitado por cierto número de hembras que le dejan huevos, pero si un huevo no alcanza a llegar a uno de estos departamentos no se desarrolla. No obstante, los que caen bien, se desarrollan en esta bolsa hasta los 50 o 60 días y eclosionan dentro ella.

El recién nacido queda allí hasta que ha consumido toda la yema.
El nacimiendo o eyección de los jóvenes parece ser agotador para el padre. Agarrándose firmemente con la cola sobre un soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que salen los jóvenes, con fracciones de sus tejidos internos.

Un macho de buen tamaño puede dar a luz a más de 400 jóvenes, que son la perfecta réplica del adulto. Los primeros días entraran y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior.

En otras especies de caballos marinos tiene lugar un apareamiento similar, aunque ambas partes no se sujetan por medio de la cola. Gracias a esta diferencia se evitan cruces entre ambas especies
.

La reproducción de los caballitos de mar

Publicado: 21/12/2009 22:44 por Autor: Ana Belén Lorente García en Biología-Geología 1º
20091221224454-20091221131536-caballito-de-mas.jpg

La reproducción de los caballitos de mar se lleva acabo entre primavera y verano,
época donde macho y hembra se entrelazan con la cola. Después de una danza
nupcial, la hembra transpasa los huevos a través de la cloaca hasta la bolsa
ventral (incubatriz) de los machos.

Un mismo macho puede recibir los huevos de distintas hembras. Los huevos se desarrollan en la bolsa ventral durante 50 o 60 días, y eclosionan dentro de ella. Los recién nacidos quedan allí hasta que han consumido toda la yema. El nacimiento o eyección es un proceso agotador para el padre. Agarrándose firmemente con la cola sobre un soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que saln los jóvenes.

Un macho puede dar a luz a más de 400 crias, que son la perfecta réplica del adulto. Durante los primeros días entraran y saldrán de la bolsa, según haya peligro o no en el exterior.

La reproducción en los caballitos de mar

Publicado: 21/12/2009 22:49 por Autor: Vanessa López Polo en Biología-Geología 1º
20091221214658-nacido.jpg

Los caballitos de mar se reproducen desde la primavera hasta los meses de verano. En esta época, el macho y la hembra se entrelazan con la cola. Después de una danza nupcial, en esta posición, la hembra traspasa de su cloaca sus huevos a la bolsa ventral (incubatriz) de los machos, que está recubierta de suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado, como en células esponjosas. Puede encontrarse semezanja entre el tejido que rodea estos huevos y la placenta de los mamíferos.

Un macho puede ser visitado por cierto número de hembras que le dejan huevos, pero si un huevo no alcanza a llegar a uno de estos departamentos no se desarrolla. No obstante, los que caen bien, se desarrollan en esta bolsa hasta los 50 o 60 días y eclosionan dentro ella.

El recién nacido queda allí hasta que ha consumido toda la yema.
El nacimiento de los jóvenes es agotador para el padre. Agarrándose firmemente con la cola sobre un soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que salen los pequeños, con fracciones de sus tejidos internos. Los hijos son los que producen la rotura de estos tejidos.

Un macho puede llegar dar a luz a más de 400 jóvenes, que son la perfecta réplica del adulto. Los primeros días entraran y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior.

En otras especies de caballos marinos tiene lugar un apareamiento similar, aunque ambas partes no se sujetan por medio de la cola. Gracias a esta diferencia se evitan cruces entre ambas especies.

LA ASOMBROSA REPRODUCCIÓN DE LA HIENA

Publicado: 22/12/2009 19:48 por Autor: daniel san mateo molina en Biología-Geología 1º
20091221205735-images.jpg

La hiena pertenece al grupo de los mamíferos a simple vista puede parecer que su reproducción seria parecida a cualquier especie similar a ella pero mantiene diferencias ya que su apareamiento puede ser considerado bastante extraño.

Para empezar son las hembras las mas fuertes, grandes y agresivas de la especie por lo que son las que llevan adelante a la familia y la guían aunque no es por esto por lo que destacan ,su apareamiento resulta bastante raro  ya que la hembra contiene un pseudopene(único mamífero que lo posee), es decir, un gran clítoris que pueden poner erecto a su voluntad .E n el apareamiento el macho sumiso introduce su pene dentro del pseudopene de las hembras este proceso es complicado para los machos pero aun mas para las hembras  ya que el parto se produce por este lugar.

Son vivíparas y El período de gestación es de 110 días. Paren uno o dos cachorros, que nacen en madrigueras. A los 40 días del nacimiento comienzan a vagabundear y se hacen independientes pocas semanas más tarde.

La extraña reproducción de las mantis religiosas

Publicado: 22/12/2009 19:51 por Autor: Diego Manzanares García en Biología-Geología 1º
20091222195112-mantis.jpg

En la época de apareamiento la mantis hembra emite feromonas, atrayendo al macho. La época de apareamiento es el único momento donde los machos y las hembras se reunen.

Durante éste periodo las hembras se vuelven muy agresivas y lo más curioso es que, en ocasiones, acaban comiendose al macho, comenzando por la cabeza. Sin embargo, ésta situación se suele dar en cautiverio y, en menor medida, en libertad.

En el proceso de apareamiento el macho rodea a la hembra y pone en contacto sus antenas con las de la hembra, poniendo en contacto sus estructuras reproductoras y depositando el espermatóforo, una estructura llena de espermatozoides, en el interior de la hembra.

La puesta de los huevos se hace en otoño y en primavera los huevos eclosionan.La mantis hembra pone sus huevos en zonas espumosas (ootecas) que ata a las ramas. Ésta espuma se endurece pronto, protegiendo los huevos hasta su eclosión. Cada ooteca puede albergar 200 o 300 huevos, pero  unicamente algunos sobreviven.

La reproduccion de las tortugas marinas

Publicado: 22/12/2009 20:09 por Autor: Samantha Rubio Solana en Biología-Geología 1º
20091222200959-tortuga.jpg

Todos los años, las tortugas marinas de cada especie se reunen en ciertos lugares del océano para aparearse. Poco tiempo después, las tortugas marinas hembras salen del mar en las playas en las que cavan sus nidos y ponen sus huevos. La mayoría de las especies desova por la noche, aunque la golfina lo hace durante el día. Se cree que las hembras de algunas especies hacen sus nidos en las mismas playas donde nacieron.

Después de salir del agua, la tortuga marina hembra se arrastra hacia arriba por la playa hasta encontrar un sitio apropiado para desovar.Una vez que la hembra ha encontrado un lugar adecuado para hacer su nido, cava con sus aletas un hoyo del tamaño de su cuerpo. Luego, con las aletas traseras, hace un hoyo más profundo y en forma de vasija alargada; con mucho cuidado va sacando la arena con una de sus aletas y la echa a un lado; luego saca más arena con la otra aleta.

Cuando el hoyo que forma el nido está terminado, la hembra deja caer sus huevos en él, uno o dos a la vez y de apariencia coriácea. Mientras ella hace esto, le brotan lágrimas para mantener sus ojos húmedos y libres de arena. Los huevos tienen un diámetro de 4 a 7 cm.

Como promedio, una hembra puede poner 100 huevos en cada nido. En Surinam, sin embargo, las tortugas marinas verdes ponen un promedio de 142 huevos por nido, mientras que en las Islas Galápagos el promedio es de 80, más o menos. Parece que la tortuga kikila, en Australia, pone un promedio de únicamente 50 huevos por nido. En algunos lugares, los mapaches y otros animales se roban los huevos y se los comen conforme la hembra los va dejando caer en el nido.

Cuando la hembra ha terminado de depositar sus huevos, los cubre con arena y apisona bien el nido. Luego trata de camuflarlo lanzando arena a todo el rededor y balanceando su cuerpo sobre la playa. Este camuflaje no siempre su cometido. Después de que la hembra abandona el nido para volver al mar, existe la posibilidad de que los cangrejos y otros animales lo excaven y se coman los huevos.

Una hembra puede poner una nidada aproximadamente cada dos semanas durante el período de reproducción y en una sola temporada puede hacer de tres a ocho nidos, es decir, pone hasta 1000 huevos. Generalmente las tortugas marinas hembras anidan cada dos o cuatro años. Por lo tanto, puede haber grandes diferencias en el número de nidadas de un año a otro.

Una de las razones por las que las tortugas marinas ponen tantos huevos es que son muy pocas las tortuguitas que sobreviven después de la incubación y llegan a ser adultas. Si el nido está en un lugar demasiado bajo en la playa, los huevos pueden ser destruidos por mareas altas o lluvias fuertes. La temperatura del nido afecta a las tortuguitas que se están incubando. Si supera cierto nivel, todas o la mayoría de las crías serán hembras, pero si ha estado por debajo de ese nivel, la mayoría serán machos.

Si los huevos no son destruidos por el agua, o por los depredadores, se incabarán en aproximadamente dos meses. Por lo general, todos los huevos de un nido se incuban en el mismo tiempo. Conforme las tortuguitas salen de los huevos, empiezan a forcejear para abrirse camino hacia la superficie de la playa; arañan la arena de los lados y de la parte superior del nido, la cual va cayendo en el fondo de éste junto con las cáscaras vacías de los huevos. De esta manera, el fondo del nido se va levantando gradualmente hacia la superficie.

Cuando las crías están justamente bajo la capa superficial de la arena, esperan hasta que afuera esté fresco antes de salir. Generalmente esto significa que las tortuguitas, que miden alrededor de 5 cm de largo, aguarden la noche para abandonar el nido e iniciar su carrera hacia el mar. Esta es una etapa muy peligrosa en la vida de las tortugas marinas. Instintivamente, las tortuguitas se dirigen hacia la parte más brillante del horizonte, la que, por lo general, se encuentra sobre el agua; pero pueden desorientarse si brillan luces tierra adentro; si esto sucede, las crías se arrastrarán en esa dirección y morirán; y aún cuando se dirijan hacia el mar, pueden ser atacadas por mapaches, cangrejos, pájaros y otros animales.

Otros depredadores, como las aves marinas, los tiburones y algunos peces, amenazan a las pequeñas tortugas una vez que han logrado llegar al agua. Durante las primeras semanas de vida, ellas no pueden permanecer mucho tiempo bajo la superficie del agua ni tampoco son capaces de nadar con la rapidez y fuerza suficiente para salvarse de estos depredadores.

Poco se conoce sobre la vida de las tortugas pre-adultas; este período en su historia de vida se conoce como los años perdidos. Se cree que las que finalmente logran sobrevivir pasan los primeros meses de su vida en bancos de sargazos que flotan a la deriva a corta distancia de la costa. Allí se encuntran protegidas de muchos enemigos y pueden alimentarse de otras criaturas más pequeñas que viven en esos bancos.

Hasta que no llegan a tener por lo menos un año, estas jóvenes tortugas están a merced de las corrientes marinas. La golfina de pocos meses, por ejemplo, puede ser arrastrada por la Corriente del Golfo tan al norte como a la altura de Massachusetts, en la costa nororiental de los Estados Unidos.

No se sabe cuánto tiempo tardan las tortugas marinas en llegar a la madurez, pero se calcula que es entre 8 y 50 años. Este largo período para alcanzar la edad madura presenta particulares problemas relativos a la conservación de las tortugas marinas. La depredación causada por los tiburones, la caza por humanos y la captura casual en las redes, en las que mueren asfixiadas, son todos factores que se combinan para reducir las oportunidades de sobrevivir y reproducirse que tiene una tortuga marina.

Pipa de Surinam

Publicado: 22/12/2009 20:25 por Autor: Beatriz Almagro Durán en Biología-Geología 1º
20091222185251-images.jpg

La Pipa o Rana de Surinam es el nombre común de un anfibio acuático que vive en los fondos fangosos de los ríos del este de Sudamérica, es famosa por sus extraordinarias costumbres durante la reproducción. El macho emite una serie de extraños sonidos metálicos y agarra con sus brazos el cuerpo de la hembra. Momentos antes, el oviducto de ésta sale hacia fuera y, en el abrazo, el macho lo aprieta bajo su cuerpo y sobre la espalda de la hembra. Esto ayuda a que salgan los huevos y se depositen sobre la piel de su espalda, donde el macho los comprime. Poco a poco se va hinchando la piel de su espalda, originándose un alvéolo en el lugar ocupado por cada huevo y sobre este una membrana que lo cubre de modo de opérculo; así cada uno tiene su propia celdilla, dando apariencia de panal.

De los huevos nacerán renacuajos, dentro de los minúsculos compartimentos, donde permanecen las larvas hasta que completan la metamorfosis en su totalidad. Transcurridos 3 o 4 meses, se abren las membranas que cubren las celdillas y las pequeñas pipas de Surinam quedan libres

NOTA IMPORTANTE. COINCIDENCIA ARTÍCULOS

Publicado: 22/12/2009 20:29 por Autor: Jose María Costa Martínez en sin tema
20091222202927-einstein-caricatura-fdm.jpg

Debido al éxito cosechado por los caballitos de mar y sus escarceos amorosos, he decidido repartir la nota entre los alumnos que han coincidido en los trabajos (además idénticos??????). No obstante, abro un nuevo plazo hasta el 31 del presente mes para que dichos alumnos aporten un nuevo artículo (de cosecha propia) sobre este reproductivo asunto, sin coincidir con ningún otro trabajo, que será evaluado individualmente.

Saludos.

La reproducción del frailecillo

Publicado: 22/12/2009 15:04 por Autor: Oscar Karlsson Abellán en Biología-Geología 1º
20091220165557-200px-atlanticpuffin4.jpg

Con su extraño pico cava además una madriguera, pues pone los huevos (uno por pareja) bajo tierra. Incuban por un periodo de 40 a 42 días, y la duración del pequeño frailecillo es de unas seis semanas. A las 7-8 semanas ya son capaces de volar.

Cría en colonias, por lo que la acción combinada de fuertes lluvias y la acción de cientos de pequeños túneles provocan a veces corrimientos de tierras que matan a miles de pájaros.

Las crías, pasarán unos 3 años en alta mar, aprendiendo a sortear toda clase de peligros, unos naturales como los depredadores, y otros artificiales y más recientes, procedentes del ser humano como los vertidos petrolíferos. Cuando vuelva a la colonia, volverá a alimentarse y procear, terminando el ciclo.

Ranita de Darwin

Publicado: 22/12/2009 15:08 por Autor: Eva Codina Díaz en Biología-Geología 1º
20091222150807-rana.jpg

Nombre científico: Rhinoderma darwinii
Orden: Anura
Familia: Rhinodermatidae

Esta pequeñísima rana, de tan sólo 4 cm, nativa de Chile, se ha hecho famosa en todo el  mundo por su extraña forma de incubación, llamada Neomelia. Este método consiste en que el macho, una vez que los huevos depositados por la hembra en el suelo en “racimos” de 30 a 40 unidades han eclosionado, se los traga y, sin pasarlos al aparato digestivo, los ubican en una bolsa gutural en la parte anterior del pecho, donde puede instalar entre 10 y 20 larvas en diferentes estados de desarrollo. A medida que los renacuajos crecen, la bolsa gutural se dilata permitiendo el resguardo de crías bien desarrolladas, manteniéndolas a salvo de todo peligro. Después de tres semanas, cuando los guarisapos han terminado la metamorfosis, el macho, después de un proceso de contracciones, los expulsa de la boca totalmente convertidos en sapitos y listos para la vida terrestre.

Caballitos de mar

Publicado: 22/12/2009 15:13 por Autor: Isa Torres Rubio en Biología-Geología 1º
20091222151527-20091220193044-caballitos-20de-20mar-1-.jpg


Los machos son los que se quedan embarazados, las hembras se limitan a depositar los huevos en una bolsa que tiene el macho en el abdómen, donde se desarrollan hasta los 50 o 60 días y eclosionan dentro de ella.


El nacimiento de los jóvenes parece ser agotador para el padre. Agarrándose firmemente con la cola sobre un soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que salen los jóvenes.


Un macho de buen tamaño puede dar a luz a más de 400 jóvenes, que son la réplica perfecta del adulto. Los primeros días entrarán y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior.

20091222152254-image.php.png

Debido al éxito cosechado por los caballitos de mar y sus escarceos amorosos, he decidido repartir la nota entre los alumnos que han coincidido en los trabajos (además idénticos??????). No obstante, abro un nuevo plazo hasta el 31 del presente mes para que dichos alumnos aporten un nuevo artículo (de cosecha propia) sobre este reproductivo asunto, sin coincidir con ningún otro trabajo, que será evaluado individualmente.

Saludos.

La reina termita y su colonia

Publicado: 22/12/2009 19:26 por Autor: Isabel García Salvador en Biología-Geología 1º
20091222192621-termita.jpg

La termita reina no sólo forma una colonia y se aparea con el rey para tener descendientes obreros y soldados: también es capaz de traer al mundo a otras reinas, secundarias, sin relacionarse con el macho. Este doble mecanismo de reproducción, sexual y asexual, tiene como objetivo que las reinas secundarias se apareen con el rey y así aumente y disminuya la monogamia. Los científicos estudiaron  y observaron que la reina no estaba presente en muchas de ellas y que su puesto había sido ocupado exitosamente por numerosas reinas secundarias. Sin embargo, el rey sí que seguía vivo, lo que prueba que vive más tiempo que la reina primaria, quien tiene una fuerte necesidad de traer al mundo reinas sucesoras que mantengan de forma eficiente la vida de la colonia.Cuando analizaron el ADN de las termitas, descubrieron que las reinas secundarias tenían los genes de las primarias, pero no de los reyes, lo que indica una reproducción asexual en la que el macho no está involucrado -un proceso llamado partenogénesis-. Las termitas trabajadoras y las termitas soldados de la colonia, de ambos sexos, sí que compartían trazos genéticos del rey y la reina, por lo que fueron procreados mediante la reproducción sexual.

La reproducción en los ornitorrincos.

Publicado: 22/12/2009 19:33 por Autor: Borja Martínez Muñoz en Biología-Geología 1º
20091222193351-ornitorrinco4.jpg

Como norma general, fuera de la temporada de apareamiento, los ornitorrincos viven en sencillas madrigueras de tierra, con la entrada a unos 30 cm por encima del nivel del agua. Después del apareamiento, la hembra construye una madriguera más profunda y elaborada de hasta 20 metros de longitud, taponandola a intervalos, quizás como método de protección contra la subida del nivel del agua o contra predadores, o como medio de regulación de la humedad y la temperatura.

La especie sólo tiene un período de apareamiento; después de un complicado cortejo que termina con la pareja nadando unida describiendo círculos lentamente, mientras el macho sujeta con el pico la cola de la hembra, la copulación se produce entre junio y octubre, con una cierta variación local a lo largo de su área de distribución. Estudios e investigaciones basadas en la genética de poblaciones, indican la posibilidad de que haya miembros permanentes y temporales en las poblaciones, sugiriendo por ello, un sistema de apareamiento poligínico (el macho tiene más de una pareja sexual con la que copular). Se cree que las hembras se vuelven sexualmente activas durante su segundo año de vida, y se ha confirmado que animales de más de nueve años de edad todavía se aparean.

 El macho no desarrolla ningún papel en la cría de la descendencia, y se retira a su madriguera. La hembra recubre y acolcha la tierra de la madriguera con hojas muertas y húmedas y llena el nido al final del túnel con hojas muertas y cañas para realizar la cama, donde incubará sus huevos. Arrastra este material al nido enroscándolo con su cola.

Las hembras tienen un par de ovarios, pero sólo el izquierdo es funcional. Ponen entre uno y tres (generalmente dos) huevos pequeños y coriáceos (parecidos a los de los reptiles), que miden unos 11 mm de diámetro y son un poco más redondeados que los de las aves. Los huevos se desarrollan en el útero durante unos 28 días, con sólo unos 10 días de incubación externa (a diferencia de los huevos de gallina, que pasan un día en el tracto y tres semanas en el exterior). Tras la puesta de estos huevos pegajosos y de cáscara fina, la hembra se acurruca a su alrededor sosteniéndolos contra su vientre con la cola.

El período de incubación se divide en tres partes:

1.    El embrión carece de órganos funcionales y se mantiene gracias al saco de vítelo, (el vítelo es absorbido por la cría en desarrollo en esta etapa).

2.    Se desarrollan los dedos.

3.    Aparece el «diente de huevo» (protuberancia craneal pequeña y aguda utilizada por las crías para romper o rasgar la cáscara del huevo al final del periodo de incubación).

Los recién nacidos son vulnerables, ciegos y sin pelo, y son alimentados con la leche de la madre. Aunque posee glándulas mamarias, el ornitorrinco carece de pezones; la leche se libera a través de los poros de la piel. La hembra tiene unos surcos en el abdomen que forman balsas de leche que permiten a las crías lamerla. Tras la eclosión, las crías son amamantadas durante tres o cuatro meses. Durante la incubación y el período de lactancia la madre inicialmente sólo deja la madriguera por períodos cortos de tiempo para buscar alimento. Cuando lo hace, crea una serie de delgados tapones de tierra a lo largo de la madriguera, posiblemente para proteger a las crías de los predadores; cuando empuja estos tapones durante el regreso, le absorben el agua del pelaje, lo que permite que la madriguera permanezca seca. Transcurridas unas cinco semanas, la madre empieza a pasar más tiempo separada de las crías y, cuando tienen unos cuatro meses, abandonan la madriguera. Los ornitorrincos nacen con dientes, pero se les caen a una edad muy temprana, dejando unas placas córneas con las que muelen la comida.

La reproducción de las medusas

Publicado: 22/12/2009 19:41 por Autor: Ana Belen Cánovas Noguera en Biología-Geología 1º
20091221132447-medusas-4-.jpg

La reproducción de las medusas o Cnidarios, alterna entre un ciclo sexual y un ciclo asexual.

Los pólipos de las clases Hydrozoa y Scyphozoa,  se reproducen asexualmente formando yemas o huevos de las cuales surgirán medusas sexuadas.  Estas medusas se reproducen de manera sexual.

 En la clase Hydrozoa los huevos se producen a partir del pólipo por gemación. En la clase Scyphozoa el pólipo se divide en varios discos que crecen y se convierten en medusas sexuadas.

En la clase Cubozoa cada pólipo origina una sola medusa a través de una metamorfosis completa, la reproducción en este caso es solo de tipo sexual entre las medusas hembra y macho adultas. No se da la reproducción asexual en esta clase, es decir, no se da la reproducción en los pólipos.

La mayoría de medusas adultas presentan sexos separados. Las hembras producen huevos que son fertilizados por los espermatozoides de los machos bien sea dentro del cuerpo de la medusa o en el fondo del mar.

Reproducción en los manatíes.

Publicado: 22/12/2009 19:43 por Autor: Mari Carmen Manzano Mena en Biología-Geología 1º
20091222194347-manaties-1-.jpg

Los manatíes (Trechechus manatus) son mamíferos marinos de 4,6 metros de longitud, que pueden pesar 500 kilos y vivir 70 años, además son vivíparos. Cuándo una hembra está lista para reproducirse, a los 10 años de edad aproximadamente, varios machos se acercan a ella, formando una manada reproductora. Al ser animales pacíficos no se pelean por reproducirse varios machos con una hembra, sino que esperan su momento. Los manatíes tienen uno de los períodos de gestación más largos del mundo, entre 386 y 400 días (trece meses aproximadamente), tienen una capacidad de reproducirse baja ya que sólo dan a luz cada dos o tres años y una única cría, los casos de mellizos son muy poco frecuentes.

Una vez que la hembra tiene asegurada a su cría abandona al macho y ella será la que se encargue de ésta durante los dos años que estará a su lado. Al nacer una cría de manatí pesa alrededor de 35 kilos y mide entre 90-120 centímetros, y hará su primera toma de aire en cuando salga del cuerpo de la madre, sólo  lo volverá a hacer cuando ésta lo haga, es decir, cada 3 o 5 minutos. Ésta permanecerá al lado de su madre y en continuo contacto con ella en el primer año, en el cuál la madre lo alimentará con leche a través de sus mamas.

LA REPRODUCCIÓN DE LA BABOSA BANANA

Publicado: 22/12/2009 19:46 por Autor: andrea franco sanchez en Biología-Geología 1º
20091222194631-babosa.jpg

Las babosas pertenecen al grupo de los moluscos, pero dentro de estos hay una clase muy específica en la que resalta su forma de reproducción, “la babosa banana” .La babosa banana tiene un extraño hábito de apareamiento. Tiene un enorme pene (dolichyphallus, “pene gigante” en latín). Es de unos 15 a 20 centímetros, bastante grande dado que su cuerpo entero mide lo mismo.

Son hermafroditas, (tiene los aparatos sexuales masculino y femenino o un aparato mixto, pero capaz de producir gametos masculinos y femeninos al mismo tiempo). Para aparearse correctamente, una babosa tiene que escoger una pareja que sea de su tamaño, si calcula mal, su pene se quedará atascado durante la copulación. Pero esta será solo una de las consecuencias pues si ocurre,  la otra babosa le arrancará el pene de un mordisco (“apophallation”). Una vez que les arrancan el pene, pasan a ser sólo hembras. Son ovíparas, y una vez nacen sus larvas son independientes.

La reproducción del Ornithorhynchus anatinus (ornitorrinco australiano)

Publicado: 23/12/2009 14:19 por Autor: Juan Antonio García Jiménez en Biología-Geología 1º
20091223141930-ornitorrinco.jpg

El ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) es una especie de mamífero semiacuático endémico del este de Australia y de la isla de Tasmania. Junto con las cuatro especies de equidna, es una de las cinco especies que perviven en la actualidad del orden de los monotremas, únicos mamíferos actuales que ponen huevos en lugar de dar a luz crías vivas. Es el único representante vivo de la familia Ornithorhynchidae y del género Ornithorhynchus.

La extraña apariencia de este mamífero ponedor de huevos, venenoso, con hocico en forma de pico de pato, cola de castornutria desconcertó a los naturalistas europeos cuando se lo encontraron por primera vez, llegando incluso a ser considerado por algunos como una elaborada falsificación. y patas de

La especie sólo tiene un período de apareamiento; después de un complicado cortejo que termina con la pareja nadando unida describiendo círculos lentamente, mientras el macho sujeta con el pico la cola de la hembra, la copulación se produce entre junio y octubre, con una cierta variación local a lo largo de su área de distribución.

Las hembras tienen un par de ovarios, pero sólo el izquierdo es funcional. Ponen entre uno y tres (generalmente dos) huevos pequeños y coriáceos (parecidos a los de los reptiles), que miden unos 11 mm de diámetro y son un poco más redondeados que los de las aves. Los huevos se desarrollan en el útero durante unos 28 días, con sólo unos 10 días de incubación externaLos recién nacidos son vulnerables, ciegos y sin pelo, y son alimentados con la leche de la madre. Aunque posee glándulas mamarias, el ornitorrinco carece de pezones; la leche se libera a través de los poros de la piel. La hembra tiene unos surcos en el abdomen que forman balsas de leche que permiten a las crías lamerla. Tras la eclosión, las crías son amamantadas durante tres o cuatro meses.

Durante la incubación y el período de lactancia la madre inicialmente sólo deja la madriguera por períodos cortos de tiempo para buscar alimento. Cuando lo hace, crea una serie de delgados tapones de tierra a lo largo de la madriguera, posiblemente para proteger a las crías de los predadores;

cuando empuja estos tapones durante el regreso, le absorben el agua del pelaje, lo que permite que la madriguera permanezca secaLos ornitorrincos nacen con dientes, pero se les caen a una edad muy temprana, dejando unas placas córneas con las que muelen la comida.