Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2010.



Hotspots. El Caribe

Publicado: 24/11/2010 15:29 por Autor: Mariano en Biología-Geología 1º
20101121130223-manaties.jpg

El “hotspot” ecológico del Caribe, compuesto por las Bahamas, las Antillas Menores y las Antillas Mayores, es una de las cinco áreas más importantes para la conservación de biodiversidad global.

Se estima que el Caribe tiene 13,000 especies de plantas y que más de 6,500 de éstas son endémicas. Existen más de 600 especies de aves en las islas, de las cuales 160 son endémicas. Las islas del Caribe contienen unas 90 especies de mamíferos, de los cuales más de la mitad es endémica. El Caribe es particularmente rico en reptiles y anfibios: de 500 especies de reptiles en las islas, 94% son endémicas; además hay 170 especies de anfibios endémicos en la región, entre ellos los coquíes.


En 1988, el científico británico Norman Myers publicó un artículo donde identificaba prioridades internacionales de conservación.

El Caribe fue uno de los originales

10 ‘hotspots’ señalados como de prioridad global para protección por su contenido de patrimonio biológico y por su precariedad. Después de varias actualizaciones que se le han hecho a esta lista prioritaria de áreas naturales, el Caribe sigue entre las cinco áreas más importantes para la conservación de biodiversidad global. Los otros cuatro ‘hotspots’ más críticos para la conservación son: los Andes Tropicales, Sundeland, Madagascar y la Selva Atlántica de Brasil.


El ‘Hotspot’ del Caribe

El ‘hotspot’ del Caribe está compuesto por tres grupos principales de islas: las Bahamas, las Antillas Menores y las Antillas Mayores. Políticamente, estas islas se componen de 12 naciones independientes y varias jurisdicciones de Francia, Gran Bretaña, Holanda y Estados Unidos. Las islas del Caribe están dispersas a través de más de 4 millones de kilómetros cuadrados de océano. En conjunto, estas islas solamente suman 230,000 kilómetros cuadrados de superficie terrestre y 90% de esta área está en cuatro islas (Cuba, La Española, Jamaica y Puerto Rico).

Plantas

La diversidad y endemismo de especies de plantas es muy alta en las islas. Se estima que el Caribe contiene 13,000 especies de plantas y que más de 6,500 de éstas son endémicas y restringidas a una sola isla en la mayoría de los casos. El Caribe contiene 205 géneros y una familia de plantas exclusiva de la región. De los géneros endémicos del Caribe, 120 están restringidos a islas solitarias. Cuba, isla que ocupa un 48% del área terrestre de la región, contiene casi la mitad de todas las especies de plantas y cuenta con una cuarta parte de todas las plantas endémicas.

Aves

Existen más de 600 especies de aves en las islas, de las cuales 160 son endémicas, algunas restringidas a pequeñas áreas de islas individuales. Un total de 36 géneros y dos familias de aves son también endémicas. Una de las familias de aves endémicas más llamativas es la familia Todidae, que incluye el San Pedrito.

Mamíferos

Las islas del Caribe contienen unas 90 especies de mamíferos, de los cuales más de la mitad son endémicas. Entre éstos se encuentran dos familias: Solenodontidae y Capromyidae. Esta última incluye las jutías ya extintas en Puerto Rico, pero que aún cuenta con varias especies en Cuba y La Española. La región también contiene 15 géneros endémicos de mamíferos que incluyen los murciélagos y el manatí.

Reptiles

Las islas son particularmente ricas en especies de reptiles con unas 500 especies, de las que un 94% son endémicas a la región. Grupos importantes incluyen los lagartos anoles (154 especies, 150 endémicos) y geckos -las mal llamadas salamandras de casas (86 especies, 82 endémicos).

El Caribe incluye algunas de las especies de reptil más pequeñas de las Tierra. Estas incluyen las especies más pequeñas de lagartos (dos especies de Sphaerodactylus, uno en la República Dominicana y otra en las Islas Vírgenes). La región contiene seis géneros endémicos de serpiente entre los que se incluye la cascabel más amenazada globalmente, la cascabel de Aruba (Crotalus unicolor). La serpiente más pequeña conocida también ocurre en el Caribe. Esta especie (Leptotyphlops bilineata) es tan pequeña que puede deslizarse a través de un lápiz si a éste se le extrae el grafito.

Anfibios

El Caribe es un centro de endemismo para especies de anfibio. La región incluye 170 en cuatro familias de ranas endémicas al ‘hotspot’. Más de 80% de todos los anfibios que ocurren en el Caribe son del género Eleutherodactylus, que incluye nuestras especies de coquí. Una especie de coquí en Cuba (E. iberia) es el anfibio más pequeño conocido. Esta rana es tan pequeña que se necesitan tres adultos alineados uno detrás del otro para cubrir una sola pulgada de longitud.

Conservación

La importancia de conservar la biodiversidad es reconocida internacionalmente y el Caribe ha sido señalado como de primera prioridad.

Aproximadamente 30,000 kilómetros cuadrados o 13% del área terrestre del Caribe está oficialmente protegida. La isla de Dominica tiene 20% de sus áreas naturales protegidas mientras que Cuba y la República Dominicana protegen un 15% de su territorio. En comparación, Puerto Rico tan sólo cuenta con cerca de un 7% de su territorio en áreas protegidas para la conservación.

LOS HOTSPOTS - NUEVA ZELANDA

Publicado: 29/11/2010 18:27 por Autor: Gregorio en Biología-Geología 1º
20101129165542-kiwi.03.jpg

¿Qué es un hotspots? 

Los hotspots o puntos calientes son áreas con características excepcionales de especies endémicas que experimentan una excepcional pérdida de hábitat.

Acuñado por el ambientalista británico Norman Myers a finales del s.XX, se trata de zonas del planeta donde se encuentran gran cantidad de especies endémicas, únicas de ese área, y cuyo hábitat natural se encuentra amenazado o en proceso de destrucción

Hay  34 lugares biológicamente más ricos y a la vez más amenazados del planeta que fueron identificados por Conservación Internacional (IC) y con alta prioridad para la conservación.

Nueva Zelanda

Este montañoso archipiélago, que solía estar dominado por bosques templados, contiene niveles extraordinarios de especies endémicas, incluyendo a su representante más famoso, el kiwi. Ninguno de los mamíferos, anfibios o reptiles de Nueva Zelanda se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Las especies invasoras presentan la más seria amenaza para la flora y la fauna de las islas de este hotspot, el cual ha sufrido extinciones de más de 50 pájaros desde que las islas fueron colonizadas por seres humanos hace más de 700 años.

 Flora  representativa

Hoy en día existen unas 1.500 especies de vegetales en el archipiélago y la costa occidental de la isla del Sur contiene una de las zonas más grandes de bosques mixtos autóctonos, destacándose el gigantesca conífera kauri y el helecho arborescente de hasta 15 metros de altura llamado Cyathea dealbata de la familia de lasciateaceae.

Fauna representativa

El pájaro kiwi no existe en ningún otro lugar del mundo. No puede volar, tiene un pico largo y curva y mala vista. Por esto, es activo durante la noche. En cambio, tiene un buen olfato. Como es un pájaro tan raro, está protegido.

Hay varias razones por las que el pájaro kiwi es un pájaro especial. Es un raro pájaro nocturno que no puede volar. Cuando los europeos descubrieron el pájaro, no sabían a qué familia pertenecía. Durante algún tiempo, pensaban que el pájaro kiwi era afín a los pingüinos. Hoy en día sabemos que el kiwi es afín al avestruz y al emú. Por cierto, los neocelandeses son muy orgullosos de su pájaro único. Por esto, el kiwi es el símbolo de bescheidenheid y la sinceridad. Así que, si llamas “kiwi” a un habitante de Nueva Zelanda, no se sentirá ofendido.

- La cacatúa,  (Cacatuidae).    

Kagú  (único miembro en su familia).

 Los acantisítidos y caleidos. Son variedades curiosas de pajaros.

Murciélagos que son los  únicos mamíferos autóctonos son dos especies de 

- Entre los  insectos se destaca el weta que es el mayor grillo del mundo (casi del tamaño de un ratón) o coleópteros como los quetosomátidos.

- Entre los reptiles se destaca la tuátara  ya que es el único animal que posee un "tercer ojo" (una prolongación de la glándula pineal cuya función es regular el metabolismo según la exposición a la luz).

 - Entre las tortugas se destacan los quélidos.