Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2015.

LA SUDORACIÓN

Publicado: 09/02/2015 13:46 por Autor: biojcosta en Biología-Geología 1º
20150209134601-20150204235925-pene.jpg

La sudoración es un proceso que consiste en la liberación de un líquido salado por parte de las glándulas sudoríparas del cuerpo. Es una función esencial que ayuda al cuerpo a permanecer fresco.

La sudoración es controlada por el sistema nervioso autónomo, la parte del sistema nervioso que no está bajo nuestro control. Además de ser una forma de refrigeración de nuestro cuerpo, el sudor también puede ser causado por una respuesta física a la estimulación y el miedo, ya que estos estímulos aumentan la excitación que el sistema nervioso simpático ejerce sobre las glándulas sudoríparas.

El sistema nervioso simpático actúa en situaciones de alerta o alarma, y frente a condiciones adversas para el organismo. La sudoración excesiva del rostro, palmas de mano, plantas de pies y axilas está directamente relacionada con el sobre estímulo
del sistema nervioso simpático.

Cuando nos ponemos nerviosos, activamos el sistema nervioso simpático y éste comienza a hacer su trabajo. Estimulas a las glándulas sudoríparas, que son las encargadas del aumento de sudoración.

El calor extremo es un factor que muchos organismos han experimentado. Cuando se está expuesto a un calor excesivo, nuestro cuerpo responde de la siguiente manera: los receptores térmicos transmiten estímulos a los centros de control simpáticos localizados en el cerebro. Mensajes inhibitorios se envían a lo largo de los nervios simpáticos a los vasos sanguíneos en la piel, que se dilatan en su respuesta. Esta dilatación de los vasos sanguíneos aumenta el flujo de sangre a la superficie del cuerpo para que el calor se pierda por radiación desde la superficie del cuerpo. Además de la dilatación de los vasos sanguíneos en la piel, el cuerpo también reacciona a un calor excesivo con el sudor. Esto ocurre a través de la subida de la temperatura corporal, que se detecta por el hipotálamo, que envía una señal a través de los nervios simpáticos a las glándulas sudoríparas, que aumentan la cantidad de sudor producido. El calor se pierde por evaporación del sudor producido.

Aunque generalmente los órganos controlados por el sistema autónomo están
inervados a la vez tanto por fibras del simpático como del parasimpático para
realizar funciones antagónicas y consiguiendo así el equilibrio en la actividad de ambos, hay órganos como las glándulas sudoríparas que solo están inervados por fibras simpáticas. Entonces, ¿Cómo regula el cuerpo su acción? El cuerpo consigue el control mediante el aumento o disminución del tono de las fibras simpáticas. Mediante el control de la estimulación de las fibras simpáticas, la acción de estos órganos puede ser regulada.

La estimulación de la zona preóptica del hipotálamo anterior, por la electricidad o por exceso de calor, provoca sudoración. Los impulsos nerviosos que inducen sudoración desde esta zona son transmitidos por el sistema nervioso autónomo a la médula espinal y luego por la vía simpática hasta la piel.

Bibliografía: Wikipedia;Medlineplus Enciclipedia Medica; Enciclopedia Planeta

Erección y Eyaculación (Masculina) del Sistema Nervioso Autónomo

Publicado: 09/02/2015 13:47 por Autor: Álvaro Legaz Valero en Biología-Geología 1º

Cuando el hombre no está excitado, el sistema nervioso simpático limita activamente el flujo de sangre hacia el pene, manteniéndolo así flácido. Mientras el sistema nervioso simpático tiende a inhibir la erección, el sistema parasimpático (la otra rama del sistema nervioso autónomo), tiene un rol activo en la misma. Diversos estímulos sensoriales (vista, olor o tacto) despiertan la excitación, y desde el cerebro parten señales que inducen la erección. 

Estos mensajes del sistema parasimpático llegan al pene a través de los nervios excitatorios, liberando allí neurotransmisores, ellos hacen que se relajen los músculos que envuelven las paredes de las arterias del pene, lo que produce un incremento del flujo de sangre dentro del órgano. Al expandirse las arterias, se comprimen las venas que normalmente drenan la sangre que sale del pene, con lo cual la sangre queda atrapada dentro de las cámaras del pene, siendo el resultado final una erección.

El término eyaculación hace referencia a la expulsión o emisión de semen a través del pene. La eyaculación es la consecuencia de la actividad simpática del pene. Todo esto implica que ha de existir un grado de coordinación tal en el sistema nervioso autónomo que, en el último momento del acto sexual, la actividad simpática en el pene se incremente para que se produzca la eyaculación.

 

La fase emisiva forma parte del "reflejo eyaculatorio", bajo control del sistema nervioso simpático, mientras que la "fase eyaculatoria" está bajo control de un reflejo a nivel de la médula espinal.



PILOERECCIÓN

Publicado: 09/02/2015 13:48 por Autor: Jose Javier Jara Morales en Biología-Geología 1º
20150209134827-20150204165137-trabajo-bio.jpg

¿Qué es?

La piloerección se refiere a la contracción involuntaria de los músculos erectores de los folículos pilosos y que provoca que el pelo se levante sobre la piel. Es lo que ocurre cuándo se nos pone la “piel de gallina” y se considera una respuesta fisiológica al aire frío y sobre todo el miedo. En medicina también se conoce como cutis anserina.

¿Qué función tiene?

La piloerección es una respuesta fisiológica común en la mayoría de mamíferos cuándo están ante una situación de peligro. Como por ejemplo en los gatos, el pelo del gato se “infla” y hace que parecezca más grande y fuerte. Esta reacción se puede observar en otros muchos mamíferos como el chimpancé, ratas, nutrias, etc.

La piloerección también se produce como respuesta frente al frío; al levantarse el vello corporal, se forma una cámara de aire que ayuda a retener el calor. La piloerección en el humano es generalmente considerada como una señal evolutiva.

¿Cómo se produce?

La piloerección es una reacción del sistema nervioso simpático en la que su principal neurotransmisor es la noradrenalina. La activación del sistema nervioso simpático está relacionada con la respuesta a las conocidas como situaciones E (escape, estrés, ejercicio, emergencia) en las que se produce una liberación de adrenalina desde las glándulas suprarrenales directamente a la circulación sanguínea. Uno de sus numerosos efectos es el reflejo piloerector.

Cómo respuesta frente al frío, la activación del sistema nervioso simpático aumenta la actividad muscular, pudiendo hacernos tiritar, lo que genera más calor. La acción sobre el sistema circulatorio reconduce la sangre a zonas internas para reducir la pérdida de calor hacia el exterior por la piel y en los folículos pilosos provoca la contracción del músculo piloerrector para formar una cámara de aire que aumente el aislamiento.

Cómo respuesta ante situaciones de peligro, el sistema nervioso simpático nos prepara para huir o luchar. Aumenta el ritmo cardíaco, se conduce más sangre a los grupos musculares más importantes y las pupilas se dilatan agudizando la vista. La piloerección también se puede producir en estos momentos. Cualquier tipo de emoción puede generar piloerección.

Etiquetas: , , ,

Regulación del apetito.

Publicado: 09/02/2015 13:49 por Autor: Anabel Lisseth en Biología-Geología 1º
20150209134922-20150202145008-am-52467-3545920-279213.jpg

El hipotálamo es una región nuclear del cerebro que forma parte del diencéfalo, y se sitúa por debajo del tálamo. Regula la liberación de hormonas de la hipófisis, mantiene la temperatura corporal, y organiza conductas, como la alimentación, ingesta de líquidos, apareamiento y agresión.

También es encargado de regular la hipófisis. El hipotálamo elabora sustancias que estimulan o inhiben las células de la hipófisis, para que éstas liberen hormonas, las cuales actúan, al verterse en la sangre, en las glándulas endocrinas de la periferia.

El hipotálamo contiene también los centros del hambre y de la sed.

En el hipotálamo hay unos centros que regulan el apetito:

-El centro alimenticio

-El centro de la saciedad.

La estimulación del hipotálamo lateral produce un aumento del hambre, por el contrario, la estimulación de los núcleos ventromediales del hipotálamo produce saciedad completa. El centro de la alimentación excita en forma directa el impulso de buscar comida mientras que el centro de la saciedad opera principalmente inhibiendo al centro del hambre.

El hambre y la sed son motivaciones fundamentales de nuestro comportamiento, impulsos que envía el hipotálamo, que ponen en marcha conductas instintivas cuya finalidad es la supervivencia del individuo.

El centro alimenticio está constantemente activo, es regulado por el centro de la saciedad, situado en el hipotálamo lateral. Si éste se lesionara traería consigo enfermedades como la anorexia mortal (muerte por no ingerir alimento) aunque tengan la comida al alcance. La lesión del centro de la saciedad producirá animales extremadamente obesos

En el centro de la saciedad existen unos receptores que detectan los niveles de glucosa en sangre y así tras la ingesta suben los niveles. La sangre circula, los niveles de glucosa son detectados y el centro de la saciedad inhibe en el centro alimenticio. Si este centro se eliminaran, se padecería de hiperfagia (la persona nunca está saciada)

Para esta regulación es necesaria la presencia de insulina. La insulina sería como la llave que abre la puerta en la célula para que la glucosa entre en ella. En los diabéticos, por falta de esto, tienen pérdida de peso. También tendrán polidipsia (beber mucho).

El diabético tiene los niveles de glucosa en sangre muy altos, pero siguen padeciendo hambre. Al no poseer insulina, la glucosa no entra en las células y no es detectado por los glucostatos y por tanto, tampoco es detectada en el centro de la saciedad (no se frena al centro alimentario).

La termorregulación

Publicado: 23/02/2015 13:49 por Autor: Meryem Aynaou en Biología-Geología 1º
20150223134825-termo.jpg

La termorregulación o regulación de la temperatura es la capacidad que tiene un organismo biológico para modificar su temperatura dentro de ciertos límites, incluso cuando la temperatura circundante es muy diferente. El término se utiliza para describir los procesos que mantienen el equilibrio entre ganancia y pérdida de calor.

Si se añade o quita una determinada cantidad de calor a un objeto, su temperatura aumenta o disminuye, respectivamente, en una cantidad que depende de su capacidad calorífica específica con un ambiente.

La temperatura del cuerpo está regulada casi exclusivamente por mecanismos nerviosos de retroalimentación negativa que operan, en su mayoría, a través de centros termorreguladores situados en el hipotálamo.

Mecanismos de pérdida de calor

El sobrecalentamiento del área termostática del hipotálamo aumenta la tasa de pérdida de calor por dos procesos esenciales:

Sudoración

Cuando el cuerpo se calienta de manera excesiva, se envía información al área preóptica, ubicada en el cerebro, por delante del hipotálamo. Este desencadena la producción de sudor. El humano puede perder hasta 1,5 l de sudor por hora.

Vasodilatación

Cuando la temperatura corporal aumenta, los vasos periféricos se dilatan y la sangre fluye en mayor cantidad cerca de la piel favoreciendo la transferencia de calor al ambiente. Por eso, después de un ejercicio la piel se enrojece, ya que está más irrigada.

Mecanismos de conservación del calor

Cuando se enfría el cuerpo por debajo de la temperatura normal, los siguientes mecanismos reducen la pérdidad de calor:

Vasoconstricción

La vasoconstricción de los vasos epidérmicos es uno de los primeros procesos que mejoran la conservación de calor. Cuando disminuye la temperatura se activa el hipotálamo posterior y a través del SNS se produce la disminución del diámetro de los vasos sanguíneos cutáneos; esta es la razón por la cual la gente palidece con el frío. Este efecto disminuye la conducción de calor desde el núcleo interno a la piel. 

Piloerección

La estimulación del sistema nervioso simpático provoca la contracción de los músculos erectores, ubicados en la base de los folículos pilosos, lo que ocasiona que se levante el pelo. La erección del pelo amplía la capa de aire en contacto con la piel, disminuyendo los movimientos de convección del aire y, por lo tanto reduciendo la pérdida de calor.

Bibliografía: wikipedia; Botanical Online; Teinteresa...